El ronquido y su tratamiento mediante Láser Fotona

Dr. Julio Morales Navarro

Cuando hablamos del ronquido nos referimos a ese molesto fenómeno acústico que tiene lugar durante el sueño debido, en la mayoría de los casos, a la vibración de diversas estructuras internas localizadas en la región Naso-oral; el origen del sonido es debido a la resistencia que dichas estructuras oponen al paso del aire por las vías respiratorias superiores. Muchas veces representan un signo clínico de un SAOS (Síndrome de Apnea Obstructiva del Sueño) por lo que es aconsejable que dicho pacientes sean valorados en consulta por un especialista.

Según un estudio realizado por la revista científica “The Lancet”, la prevalencia de este trastorno rondaría el 20%, en caso de las mujeres adultas, y más del 40% en el caso de los varones. Entre las múltiples causas de su origen las principales se asocian a alteraciones en la úvula, el paladar y las amígdalas. Además de dichas alteraciones, existen factores coayudantes que pueden magnificar dicho fenómeno, como es el caso del tabaquismo, la obesidad, el estrés, obstrucciones nasales e incluso el alcoholismo. Las correcciones de ciertos hábitos de nuestra vida nos ofrecen una primera barrera terapéutica a la hora de disminuir la frecuencia de los ronquidos; este tipo de medidas abarcan, entre otras:

  • Reducir de peso en el caso de que nos encontremos dentro de valores superiores a los normales (sobrepeso).
  • Reducir los niveles de estrés.
  • Evitar el consumo de alcohol y tabaco.
  • Asegurarnos de que el entorno donde vamos a descansar es el más propicio para ello; una buena cama y un ambiente relajado.
  • Evitar las cenas copiosas justo antes de irnos a la cama.

El ronquido, dentro del ámbito conyugal, puede llegar incluso a ser causa de distanciamiento e incluso divorcio debido a la falta de descanso del cónyuge, produciendo el rechazo a querer dormir en la misma habitación. Por eso, debido al incremento de consultas referente a este trastorno, las distintas especialidades médicas no han parado en su afán de buscar la solución más efectiva, a la par que menos invasiva, para disminuir su incidencia. Dentro de los tipos de ronquido, habría que hacer una clara diferencia entre el ocasional (aparece en contadas ocasiones) y el recurrente (se produce casi todas las noches). En función del tipo y del origen del ronquido, las medidas terapéuticas abarcan desde CPAP, Láser, Radiofrecuencia hasta incluso cirugías que pueden conllevar hasta un implante o modificaciones del paladar.

¿Cómo saber el origen de mis ronquidos?

La mayor parte de los pacientes que acuden a consulta suelen venir referidos por sus parejas o personas con las que comparten habitación aludiendo a las molestias ocasionadas en sus compañeros/as de alcoba; pero, a la hora de tener una visión más objetiva del caso, los especialistas nos apoyamos en la exploración física, pequeños cuestionarios sobre ciertos hábitos e incluso métodos más modernos al alcance de todos como aplicaciones de móvil tipo “RoncoLab”, “Do I Snore or Grind” o “Snoreclock” que graban toda nuestra actividad sonora durante la noche. Dichas tácticas nos ayudan a determinar el origen y causa de los ronquidos, permitiéndonos optar por la medida terapéutica más adecuada para cada caso.

antes y después del tratamiento Láser Fotona / antes y después resultados SnoreLab

¿Cómo actúa el Láser en estos casos?

Como muchos sabréis, en el mundo del Láser existen diversos tipos equipos cuyas características propias los hacen adecuados para tratar diversos tipos de patologías. En el mundo de la Medicina Estética los más conocidos son los láseres de depilación que abarcan en función de su Longitud de onda desde los láseres de Rubí y de Alejandrita hasta los de Diodo y de Neodimio-Yag. Dentro de la gran variedad que hay en mercado, existen otros menos conocidos que merecen especial atención puesto que son los idóneos para el tratamiento de los ronquidos; estos tipos de láser son los llamados comúnmente láseres de Erbio.

Los “Erbios” son utilizados en aquellos pacientes cuya causa del trastorno se encuentre localizada a nivel del paladar. Dichos láseres actúan calentando la úvula, el velo y los pilares del paladar produciendo una estimulación en la zona que conlleva la formación de Colágeno, Fibrosis, endurecimiento y retracción de dichas estructuras permitiendo así, que el flujo del aire durante la noche encuentre menos obstáculos a su paso por la cavidad oral y, por consiguiente, reduciendo la intensidad de los ronquidos.

Es un procedimiento sencillo y ambulatorio en el que el paciente apenas nota molestia alguna y que se desarrolla en apenas 20 minutos. Este tratamiento requiere una media de 3-5 sesiones, en función de la evolución del paciente, espaciadas entre sí unos 20 días. Por lo general, los pacientes empiezan a notar cierta mejoría desde la primera sesión y, muchos de ellos, no necesitan sesiones de recuerdo hasta pasados 2 años.