Laxitud Vaginal

Hiperlaxitud o Relajación Vaginal

El Síndrome de Relajación Vaginal se define como el aumento del diámetro interior entre las paredes del canal vaginal, siendo su causa más común la excesiva dilatación que sufre la vagina durante el parto; daño que se incrementa al aumentar el número de nacimientos. A esta causa se pueden sumar otros factores de índole congénita como la debilidad del tejido conectivo, la obesidad, deportes como correr o el propio envejecimiento natural.

El Síndrome de Relajación Vaginal no es un problema que haya preocupado anteriormente por su falta de síntomas médicos; pero actualmente en que la población permanece joven durante más tiempo, si consideramos que es un problema que puede afectar la calidad de vida de la paciente al causar la pérdida de sensaciones durante el coito vaginal, provocando una ausencia de satisfacción sexual tanto para la mujer como para su pareja.

 

¿Cuáles son los tratamientos disponibles?

Hasta ahora los tratamientos que ofrecía la medicina se limitaban a una solución quirúrgica mediante cirugía plástica vaginal de las paredes anterior o posterior. Actualmente esto ha cambiado para mejor y podemos ofrecer un procedimiento inocuo, sin cirugía y altamente efectivo.

 

TRATAMIENTO CON LÁSER  

 Se abre una nueva era de tratamientos realizados con láser de forma no quirúrgica y que están revolucionando la medicina con procedimientos no invasivos altamente eficaces (ver bibliografía).

 

¿Cómo funciona?

El Tratamiento láser para el Rejuvenecimiento Vaginal actúa generando un efecto fototérmico no ablativo, calentando el colágeno de las paredes vaginales, produciendo una reestructuración de las fibras colágenas y estimulando la producción de nuevo colágeno. Con ello se consigue un estrechamiento del canal vaginal y por consiguiente una mayor satisfacción durante el acto sexual.

El Tratamiento láser para el Rejuvenecimiento Vaginal consiste en la aplicación de minúsculos impulsos de láser en el tejido vaginal, que genera varios efectos:

-Reestructuración de las fibras de colágeno,

-Producción de colágeno nuevo

-Engrosamiento de las paredes de la vagina.

De esta manera, es posible devolver a las paredes vaginales su firmeza, tono y elasticidad. Además, el tratamiento permite restaurar el pH vaginal, mejora la lubricación y refuerza el tejido que rodea la uretra, disminuyendo así la incontinencia urinaria leve.

¿Cuántas sesiones voy a necesitar?

En función del grado de laxitud vaginal pueden ser necesarias tan sólo dos o tres sesiones, con un mes de intervalo entre una y otra.

Es un procedimiento mínimamente invasivo, sin necesidad de incisiones ni puntos quirúrgicos, y es prácticamente indoloro por lo que no se requiere la aplicación de anestesia.

No tiene periodo de recuperación, salvo reposo en las relaciones sexuales durante 5 a 7 días.

 

El siguiente vídeo explica en qué consiste el tratamiento de rejuvenecimiento vaginal con láser

 

https://www.youtube.com/watch?v=o0e1Qv8v20g