Láser en Ginecología

Láser en Ginecología

Incontinencia de orina. Atrofia Vaginal. Otras indicaciones

Con el paso de los años, la capacidad del organismo para producir Colágeno disminuye, de manera que los signos de envejecimiento no solo aparecen a nivel de la cara o el cuerpo externo, sino también en órganos internos como la Vagina. Actualmente, en una sociedad tan exigente como la actual, uno de los problemas médico-psicológico que más afecta a las mujeres es el Síndrome de Incontinencia Urinaria; patología integrada en aquellas del suelo pélvico, y que condiciona en gran medida la vida de la mujer funcional y psicológicamente de manera muy importante.

Esta Patología esta asociada a partos vaginales la atrofia postmenopáusica, y el envejecimiento natural de la persona. Afecta a un 55% de las mujeres en todo el mundo, y conlleva asociados problemas económicos, laborales, sociales, psicológicos y domésticos fundamentalmente.

La Incontinencia Urinaria (IU) es una pérdida involuntaria de orina que se produce con el esfuerzo y que ocurre durante la actividad física, o toser, estornudar, reír o saltar durante un ejercicio físico; en resumen, es una pérdida involuntaria de la orina. En la Incontinencia de orina, los músculos pélvicos del esfínter que sostienen la vejiga y la uretra están debilitados fundamentalmente en mujeres multíparas y/o mujeres con prolapsos pélvicos.

La IU puede ser de Urgencia o Esfuerzo; la más común es la de Esfuerzo, y se produce en un 50% de las mujeres menores de 75 años. La incontinencia de urgencia se caracteriza por la aparición repentina e inminente del deseo de orinar, así como de la pérdida involuntaria de la orina; se produce mayormente en mujeres por encima de los 75 años.

Otro de los problemas importantes que afectan a la calidad de vida de la mujer, fundamentalmente a su vida sexual, es la atrofia Vaginal o Vaginitis Atrófica, que provoca sequedad e inflamación de la vagina, debido a la disminución en sangre de los niveles de estrógenos que se produce en la post menopáusica; así mismo la sequedad puede producirse después de partos, con la toma de anticonceptivos o tras tratamientos con Quimioterapia y Radioterapia. Este proceso suele manifestarse por una menor lubricación vaginal, dolor con las Relaciones Sexuales (Dispareunia) que aumenta hasta el 50% en mujeres por encima de los 50 años; también aparece el escozor o ardor al orinar; ardor vaginal; pequeños sangrados vaginales, y prolapso o descolgamiento vaginal debido al  propio adelgazamiento de la pared vaginal por la disminución en la producción estrogénica que se produce en esta fase de la vida.

En la actualidad, uno de los tratamientos que más eficacia esta demostrando tanto en la Incontinencia de Orina leve/moderada, como en la Atrofia Vaginal de la mujer, es la terapia con Láser Vaginal.

 

Clinica Betancourt, Pozuelo, Madrid

El Láser es una tecnología que nos permite liberar, mediante una luz, energía y calor sobre los tejidos que queremos tratar. Es un procedimiento muy sencillo que se realiza en consulta, es indoloro, y no requiere hospitalización alguna.

Su fundamento es producir calentamiento y estimulación de los fibroblastos del tejido tratado, que generarán un aumento de fibras de Colágeno, mejorando la microcirculación, aumentando el riego sanguíneo de la zona; aumenta el espesor de la mucosa vulvo-vaginal, incrementando la lubricación vaginal y tensa el tejido de las paredes vaginales, factor clave a la hora de luchar contra la Incontinencia de Orina de esfuerzo, al aumentar el grosor y elasticidad de las paredes vaginales, generar mayor sujección, y por tanto una menor vibración de la uretra media al realizar esfuerzos, permitiendo de esta manera a la mujer recuperar el control sobre la micción.

Es un procedimiento sencillo que requiere entre 2-3 sesiones con intervalos de un mes, con un resultado muy satisfactorio en un 90% de los casos tratados, que en general no necesitan dosis de recuerdo hasta pasados unos dos años.

Otros procedimientos que realizamos con terapia láser vaginal son:

• Laxitud vaginal   

• Liquen escleroatrófico 

• Prolapso vaginal (cistocele y rectocele) 

• Labioplastia de labios menores hipertróficos 

• Rejuvenecimiento de Labios Mayores 

• Blanqueamiento genital 

• Corrección de cicatrices post-episiotomia en parto vaginal 

• Eliminación de verrugas y lesiones en área genital

 

En definitiva, se ha demostrado a través de estos años y múltiples estudios, que el tratamiento de estas patologías mediante técnica Láser, es efectivo y recomendable.

Dr. Ginecológo. José M. Segarra Pérez