Rellenos faciales

 

Es sin duda el relleno estrella por su alta seguridad y biocompatibilidad.

El ácido hialurónico es una molécula natural presente en nuestros tejidos teniendo en ellos una función estructural. En los seres humanos su concentración es muy alta en las articulaciones, los cartílagos y la piel. Presenta la propiedad de retener grandes cantidades de agua por lo que resulta fundamental para la hidratación cutánea.

Para su uso en medicina estética se sintetizan moléculas exactas a las nuestras, pero con un grado mucho de enlace entre ellas lo que lo hacen más estable y duradero. Siendo utilizado para reponer volúmenes e hidratar la piel, por lo es en nuestras manos una importante herramienta para tratar el envejecimiento cutáneo, así como para su prevención.

Es implantado por el médico estético mediante una inyección precisa en la cantidad necesaria y en el plano cutáneo adecuado. Su duración oscila entre los 6 a 12 meses.


Indicaciones

Disponemos de diferentes concentraciones y grado de reticulación que nos permiten utilizarlo para diversos fines. Los más utilizados:

  • Hidratación cutánea
  • Relleno de depresiones o arrugas superficiales, medias y profundas
  • Aumento de volumen de pómulos, proyección del mentón, aumento o perfilado de labios, etc.
  • Corrección de pequeños defectos estéticos
  • Tratamiento de ojeras

Pretratamiento En la consulta aplicaremos una crema anestésica para minimizar las molestias durante el tratamiento
Postratamiento No requiere
Incorporación Inmediata