Hiperhidrosis

La hiperhidrosis o hipersudoración es un exceso patológico de sudoración que afecta generalmente las axilas, palmas de las manos y plantas de los pies, en ocasiones puede afectar otras zonas del cuerpo como cabeza y rostro.  Aunque carece de repercusión seria sobre la salud, sí tiene un impacto importante en la vida social del paciente por lo que resulta importante su tratamiento.

El tipo de tratamiento para la hiperhidrosis a elegir dependerá de la gravedad de la enfermedad. Los casos más leves pueden ser tratados de forma óptima con antitranspirantes o iontoforesis. Otros casos realmente rebeldes pueden necesitar ser enfocados con un procedimiento quirúrgico local (Simpatectomía).

En el caso de hiperhidrosis localizadas de axilas, manos o pies de intensidad moderada el tratamiento de elección por su eficacia y comodidad es la infiltración local de Toxina Botulínica.

Los pacientes tratados notaran a los 3 o 4 días que transpiran mucho menos o nada.

Se necesita una única sesión. Los resultados se mantienen en el tiempo por 6 meses.

Las sesiones de tratamiento tienen una duración aproximada de 30 minutos.

 

Pretratamiento Crema anestésica o anestesia local
Postratamiento No requiere
Incorporación Inmediata