Áreas de Tratamiento de la Toxina Botulínica

Son muy poco conocidas las otras áreas de tratamiento de la toxina botulínica a nivel facial de este inhibidor selectivo de la sinapsis neuromuscular.

Existe el mito muy extendido de que la toxina botulínica (conocida con el nombre comercial de BOTOX) solo puede ser usada en el tratamiento de las arrugas de expresión que aparecen en el tercio superior facial, refiriéndonos con ello a las zonas del entrecejo, frente y área periocular (patas de gallo).

Hoy traemos al blog otros usos de la toxina botulínica en medicina estética:

  1. Efecto Lifting

Reservada para los médicos con más experiencia en los tratamientos con toxina botulínica. Esta técnica se orienta a tratar los músculos depresores faciales. O sea, los músculos cuya contracción hace descender las estructuras sobre las que ejercen su función. La acción de la toxina botulínica sobre ellos los debilita (nunca paralizándolos) y favorece de este modo a los músculos elevadores cuya acción de elevar estructuras se ve incrementada. Es un juego sutil entre los depresores y los elevadores favoreciendo a estos últimos. Con ello logramos un efecto lifting natural y rejuvenecedor.

Los principales músculos involucrados en este tratamiento son el músculo depresor del labio inferior, el músculo depresor del ángulo de la boca, músculo depresor del tabique nasal, músculo procer, músculo corrugador y las bandas laterales y mediales del platisma.

  1. Arrugas Verticales del Cuello

Son producidas por una contracción intensa de las bandas platismales mediales y laterales. Una infiltración de toxina botulínica mejora ostensiblemente la apariencia del cuello eliminando los antiestéticos cordones verticales.

  1. Sudoración Excesiva

Podemos tratar la sudoración excesiva facial y de cuero cabelludo con pequeñas dosis de toxina distribuidas por el área afectada. Es un tratamiento extremadamente seguro y que menora la calidad de vida del paciente

  1. Disminución del Volumen Facial en tercio inferior

El aumento de volumen en el tercio inferior facial puede ser resultado de la hipertrofia de músculos maceteros normalmente secundario al padecimiento de bruxismo por parte del paciente. Es un problema bastante frecuente que endurece el rostro femenino al engrosar el ángulo mandibular viéndose unas facciones más cuadradas del rostro.

El tratamiento con toxina botulínica de los músculos maseteros permite solucionar el aumento de volumen en el área, recuperar la simetría facial y mejorar los síntomas secundarios al bruxismo (cefaleas matutinas, desgaste de los dientes, etc.

áreas de tratamiento de la toxina botulínica

Espero que os haya resultado de interés estas otras áreas de tratamiento de la toxina botulínica en medicina estética. Si necesitas asesoramiento sobre tu caso estamos en Vía de las Dos Castillas, 9 A, local 4, 28224 Pozuelo de Alarcón, Madrid. 

Port Relacionados