Incontinencia Urinaria de Esfuerzo. Tratamiento con Láser Fotona.

Son muchas las mujeres que tienen este problema de salud y lo ocultan o lo dan por “normal” después de varios partos; sin buscar solución médica al respecto. O que la han buscado y no han encontrado una opción realmente eficaz.

Hoy queremos hablar sobre una gran revolución medica que hemos vivido en la ginecología en los últimos 5 años con la introducción de los láseres médicos en su batería de opciones terapéuticas.

El comienzo de los tratamientos con láser de la incontinencia de esfuerzo y otras patologías, que antes tenían solo soluciones quirúrgicas, nos está permitiendo lograr resultados realmente asombrosos con un tratamiento muy sencillo y poco riesgoso. Pero primero aclaremos un poco la patología que trataremos hoy.

¿Qué es la Incontinencia Urinaria de Esfuerzo?

Definimos la incontinencia urinaria de esfuerzo como la pérdida involuntaria de orina a través de la uretra al toser, estornudar, hacer ejercicio o realizar cualquier esfuerzo físico. Es una patología muy común que afecta a más de un millón de mujeres en España.

Existe otra clase de Incontinencia urinaria, que llamamos de urgencia y que ocurre cuando la paciente siente un fuerte impulso de orinar, pero es incapaz de aguantar hasta llegar al baño, por lo que se producen pequeñas fugas y se moja la ropa.

Las terapias láser que comentamos obtienen mejor resultados en la Incontinencia de Esfuerzo y es a la que nos referiremos en este blog.

La causa principal de la Incontinencia de esfuerzo es la Pérdida de elasticidad de los músculos de la cavidad pélvica. Por eso, es común que las pacientes tengan antecedentes de embarazos múltiples o traumáticos, sobrepeso, histerectomía, menopausia, etc. Y es a este origen al que estará orientado el tratamiento láser. Recuperar la tensión normal de los tejidos uretrales, vaginales y de suelo pélvico.

¿Cómo lo hace?

Utilizaremos un láser Erbio Yag. de la casa Fotona. La técnica del láser Fotona para tratar la incontinencia urinaria consiste en la aplicación de un rayo de luz (el láser), que actuara sobre las paredes vaginales, estimulando la producción de colágeno en la vagina y estructuras musculares circundantes, Este aumento de colágeno llevara a la recuperación de la tensión, elasticidad y turgencia de los tejidos implicados, recuperando su estructura original.

Es decir, se trata de una técnica que consigue aumentar el tono y la firmeza de los tejidos, lo que favorece el retorno a la contención urinaria normal.

Dicho así suena a magia. Pero no lo es. Detrás de este “sencillo “tratamiento hay grandes estudios médico y físicos, para lograr las energías adecuadas, longitud de pulso y otros parámetros implicados

El tratamiento es indoloro, no invasivo y de sencilla aplicación como hemos comentado, por lo que no requiere cuidados postoperatorios y permite recuperar la rutina diaria de forma inmediata. Además, a diferencia de las intervenciones quirúrgicas, no existen incisiones, ni cortes, suturas o sangrados, y tampoco es necesario tomar analgésicos ni antibióticos tras el procedimiento.

¿Cuántas sesiones son necesarias?

La duración del tratamiento depende de cada mujer y del estado en el que se encuentren sus músculos pélvicos. Pero solemos recomendar una media de 3 sesiones espaciadas en 21 días, y luego una sesión/ año en los casos más difíciles. Las sesiones duran alrededor de 45 min.

Si necesitas mas información puedes visitar nuestra sección de ginecologia en la web.

 

Láser para Incontinencia Urinaria

Láser para Incontinencia Urinaria